Una adicción es una enfermedad crónica que se considera una enfermedad del cerebro porque las drogas afectan la estructura y funcionamiento de este órgano. Es por ello que aprender cómo detectar una adicción puede ayudar a salvar la vida de una persona.

Consumir continuamente estas sustancias trae como consecuencia que se pierda la capacidad de autocontrol. Cuanto más se abusa del consumo de drogas, la adicción se hace más grande por lo que es más difícil dejarlo. Esto trae mayores y peores consecuencias a la salud.

Existen diversos focos de atención que pueden ayudar a detectar la presencia de una conducta autodestructiva. Es responsabilidad de la familia y amigos detectarlos para poder conseguir ayuda a tiempo.

En primer lugar existen cambios en el estado de ánimo. Un estado depresivo o irritable comúnmente es señal de que hay alguna situación que afecta a las personas.

Los cambios en el aspecto físico como la falta de aseo personal o constante sangrado de la nariz son otro síntoma. Incluso hay sustancias que despiden un olor característico que suele ocultarse tras perfumes o pastillas para el aliento.

Un cambio en el desempeño dentro de la escuela o profesión también es común en estas situaciones. Debido a la distracción que trae el consumo de drogas, el rendimiento sufre una baja.

La pérdida de relaciones familiares y sociales a causa del aislamiento también es un punto de interés para identificar una adicción. En ocasiones puede manifestarse por cambios de amistades.

Una rutina diaria distinta a lo acostumbrado como falta de hambre o largos periodos de vigilia también son aspectos preocupantes.

Finalmente, la aparición de problemas de salud como dolores de cabeza, del cuerpo, ojos irritados, resfriados frecuentes puede ser consecuencia de una adicción.

Mantente alerta si ves varias de estas actitudes en algún familiar, puede ser que necesite ayuda. La detección temprana de una adicción ayudará a una recuperación más rápida.

En la Clínica de Rehabilitación Aprendiendo a Vivir contamos con especialistas en adicciones capaces de ayudar a que las personas recuperen su sobriedad.